Logo Renovarte

ESPACIOS 2006


CASINO DE LAFORTUNADA

Antiguo edificio de servicios para los trabajadores de la central hidroeléctrica que se construyó en Lafortunada a principios del siglo XX y que cambió la fisonomía y la vida del pueblo. Fue cedido al ayuntamiento que lo remodeló hace cinco años añadiéndole una nueva planta donde hoy se ubica el Museo Pirenaico de la Electricidad. El Museo continúa en el exterior a través de paneles y diferentes piezas de la central que hoy tiene un valor escultórico.




ATALAYA DE ABIZANDA. Abizanda

Torre defensiva del siglo XI. Consta de cuatro plantas y un cadalso de madera que ofrece unas panorámicas espectaculares. Abizanda es un interesante núcleo construido en torno a una de las torres que fortalecían las rutas por el río Cinca en los primeros tiempos de la Reconquista. Junto a la atalaya se sitúa la iglesia parroquial del s.XVI, en restauración, y el Museo de Creencias y Religiosidad Popular en el pirineo Central, instalado en la antigua casa abadía.


TORRE NORDESTE DEL CASTILLO DE AÍNSA. Aínsa.

Este castillo fue edificado en el s. XI, entre 1045 y 1060 durante el reinado de Ramiro I, sobre ruinas de otro anterior, musulmán. Se pueden observar dos construcciones militares distintas, la medieval y la más reciente, construida a finales del s. XVI. La torre nordeste fue remodelada en el siglo XIX, en este vértice, antiguamente se situaba la capilla de San Bartolomé, de la cuál se puede observar algún resto en el muro. Actualmente esta torre es la sede de la Oficina de Turismo Comarcal y de otros servicios de la Comarca de Sobrarbe.



MUSEO ETNOLÓGICO. Torla

El museo, junto a la iglesia y con los paredones de Mondarruego como fondo, se sitúa en el antiguo castillo y posterior abadía de Torla. Consta de dos plantas, la más baja, que alberga la cripta medieval de San Jorge, abovedada y con pinturas del siglo XVII que representan a este santo matando al dragón, y la segunda, que era el antiguo presbiterio, lugar de reunión de los frailes durante los siglos XVI y parte del XVII.




CASA DEL MÉDICO DE TIERRANTONA

Casa del Médico es la casona con más prestancia de Tierrantona. Debe su nombre a su utilización como residencia por el médico del lugar, al menos durante un pasado reciente que llega hasta la década de 1960. Abandonada para esa función, un proyecto iniciado en 1995 la recupera para nuevos usos sociales y culturales.
Por ello, la restauración atiende a una nueva fisionomía que aúna la conservación de partes originales con la construcción de otras de estética totalmente contemporánea.
Entre los rasgos de origen se conserva la portada en arco de medio punto dovelado. A la izquierda hay una ventana moldurada, que tiene un escudete y una inscripción ilegible en el dintel y otro escudo más pequeño en el antepecho, también con unas grafías irreconocibles en su interior. En el primer piso se abre un vano con molduritas y un adorno tardogótico en arco conopial, típico del siglo XVI. En el muro lateral, casi a ras del suelo se conserva una aspillera o tronera circular.



CASA LARRAGA DE BIELSA

Hermoso edificio de titularidad municipal que como tantos otros en el municipio fue totalmente destruido durante los acontecimientos de la Bolsa de Bielsa en 1938. Años después fue reconstruido por el Ayuntamiento de Bielsa con la colaboración de Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, inaugurándose en verano de 1997.
Actualmente su primera planta acoge la oficina de información de Parque Nacional de Ordesa y Monte Pedido y en la segunda se realizan diversas exposiciones de artes plásticas.

TORRE COSTA. FISCAL

Edificio de singularidad histórico-artística, ubicado en el núcleo urbano de Fiscal, y declarado Bien de Interés Cultural en 2001 por la Diputación General de Aragón. Se trata de la antigua vivienda de un notable del valle, fiscal de profesión, que dio nombre al pueblo. Con 15m. de altura, consta de una gran torre de planta cuadrada, y varias estancias anejas, articuladas entorno a un patio, que cumplían las funciones de salón de armas, bodega, horno, cuadra, etc.

La torre medieval, dentro de la tipología de "Torre de Señorío", servía como lugar de defensa o de refugio ocasional de sus dueños, además de ser un símbolo de prestigio y exponente visible del dominio de los señores sobre el territorio.

Está construida totalmente en piedra y el tratamiento de las superficies es muy sobrio. Destaca la presencia de diversos vanos en el muro suroriental: una ventana con el dintel pseudoconopial, una ventana geminada con dos arcos rebajados sobre un pilar con incisiones decorativas y tres vanos adintelados que darían paso al desaparecido cadalso.
Recientemente restaurada, albergará en breve, el Centro de Interpretación Astronómico